miércoles, 17 de enero de 2018

Freedom House: Cuba sigue siendo “no libre” y la democracia en EEUU retrocede

El índice mundial de libertades continúa su caída

 |  |  3 comment count
Detención a Berta Soler,
líder de Damas de Blanco (YouTube)
MIAMI, Estados Unidos.- La organización Freedom House otorgó este martes a Cuba 14 puntos en una escala de 0 a 100 que califica la libertad en la isla, de acuerdo al informe “Freedom in the world 2018”.
El documento, que analiza la situación de los derechos políticos y las libertades civiles en el planeta, clasificó a la isla como “no libre” en el apartado de libertad de prensa y de internet.
Freedom House otorgó además 6,5 de 7 a la Isla en su medidor de libertad, dentro del cual 1 punto significa la mejor puntuación y 7 la peor.
El mismo informe donde aparece Cuba recoge la situación en todo el mundo, donde 88 países han sido considerados libres (el 45% de 195 analizados, englobando a más de 2900 millones de personas que representan el 39% de la población mundial).
En tanto, el número de países calificados como parcialmente libres ascendió a 58 (30% de 195) e incluyen ahora 1800 millones de personas, lo cual significa el 24% de la población mundial.
Sin embargo, 49 casos fueron considerados no libres, un cuarto de los países del mundo. Esta es la lista que incluye a Cuba y abarca el 37% de la población mundial, unos 2700 millones.
La mitad de esta última cifra se circunscribe a un solo país: China.
Entre 2016 y 2017 se produjeron cambios en el ranking mundial, con Gambia y Uganda pasando de países no libres a parcialmente libres y con Timor-Leste pasando de parcialmente libre a libre.
Por su parte, Turquía y Zimbabwe cayeron de parcialmente libres a no libres.
Cuba comparte sitio en la lista de no libres con países de Asia, incluyendo Oriente Medio, así como África. Afganistán, Irak, Turquía, Angola, China, Rusia, Corea del Norte, Vietnam, Venezuela, entre otros, integran este grupo.
Según Freedom House, pese al declive de la democracia en todo el mundo en 2017 y el paso de Venezuela hacia una dictadura, la región de las Américas mostró ciertos avances en otros aspectos. No obstante, “las disminuciones superaron a las ganancias en la región en general en 2017”.
“Bajo el nuevo presidente Lenín Moreno, Ecuador se alejó del régimen personalizado y frecuentemente represivo de su predecesor, Rafael Correa”, señaló el informe.
“Moreno ha aliviado la presión sobre los medios, ha promovido un mayor compromiso con la sociedad civil, ha propuesto el restablecimiento de los límites de mandato y ha apoyado los esfuerzos anticorrupción, incluido un caso contra su propio vicepresidente”, explica el documento.
Por su parte, “bajo una nueva administración que asumió el cargo a fines de 2015, los argentinos se beneficiaron de una prensa más libre como parte de la recuperación del país de las tendencias autoritarias de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner”.
Entre estos países que retrocedieron en los índices de libertad se encuentran Honduras y Bolivia.
“El tribunal constitucional (que había sido elegido a través de un proceso altamente politizado) anuló los límites del mandato que hubieran impedido que el líder en funciones Evo Morales buscara la reelección. Los votantes habían rechazado el levantamiento de los límites de mandato en un referéndum de 2016, y los observadores internacionales calificaron el razonamiento de la corte como una distorsión de la ley de derechos humanos”, dice sobre Bolivia.
Freedom House condenó que “Nicaragua llevó a cabo elecciones municipales profundamente defectuosas que favorecieron al partido del presidente Daniel Ortega, y el Gobierno promulgó reformas judiciales que centralizaron aún más la autoridad del Estado y cambiaron el poder de los jurados a los jueces”.
En México “una amplia vigilancia estatal dirigida a periodistas y activistas de la sociedad civil que amenazaron con denunciar la corrupción del Gobierno y otras irregularidades”.
El informe precisa que la democracia en el mundo sufre la peor crisis en décadas, acentuada por la “erosión” de sus estándares incluso en Estados Unidos.
2017 fue el duodécimo año consecutivo en el que la libertad decayó a nivel mundial. Los derechos políticos y las libertades civiles se deterioraron 71 países, y solo 35 vieron una mejoría.
“La democracia está bajo ataque y en retroceso alrededor del mundo, una crisis que se ha intensificado con la erosión a paso acelerado de los estándares democráticos estadounidenses”, concluye el informe. Países que “una vez fueron prometedores” como “Turquía, Venezuela, Polonia y Túnez”, vieron caer sus índices democráticos en 2017.
“La reciente apertura democrática en Birmania”, añadió, “ha sido dañada permanentemente por una impactante campaña de limpieza étnica contra la minoría rohinyá”.
China y Rusia “se han aprovechado de la retirada de las democracias líderes tanto para incrementar la represión interna como para exportar su influencia maligna a otros países”, dijo también Freedom House, para quien ha habido “una retirada de Estados Unidos como defensor y ejemplo de la democracia”.
Según la organización, ya existía un “declive lento en derechos políticos y libertades civiles en Estados Unidos en los últimos siete años”, pero el fenómeno “se aceleró en 2017”, algo que podría achacarse a la “creciente evidencia de la injerencia rusa en las elecciones de 2016, las violaciones de estándares éticos básicos por parte de la nueva Administración (de Donald Trump) y una menor transparencia gubernamental”.
“Aunque las instituciones de Estados Unidos como la prensa y la Justicia se han mantenido resistentes frente a los ataques sin precedentes del presidente Trump, estos ataques podrían debilitarlas con serias implicaciones para la salud de la democracia de Estados Unidos y el lugar de Estados Unidos en el mundo”, dice Freedom House.
“Mientras tanto, la abdicación del tradicional rol de Estados Unidos como el defensor líder de la democracia es motivo de profunda preocupación y tiene consecuencias potenciales en la lucha en marcha contra los autoritarios modernos y sus perniciosas ideas”.
El declive de la libertad en el mundo durante años anteriores había quedado relegado a autocracias y dictaduras, que pasaron “de mal a peor”. Sin embargo en 2016 fueron las democracias ya establecidas las que retrocedieron más notablemente.

Diosdado Cabello afirma que capturarán a “financistas” de Óscar Pérez

“Están todas las cuentas de banco”, dijo

 |  |  comment count
(actualidadvenezuela.org)
CARACAS, Venezuela.- El dirigente chavista Diosdado Cabello, uno de los hombres más influyentes del Gobierno venezolano, dijo hoy que las autoridades capturarán a quienes financiaron a Óscar Pérez, un inspector de la Policía que se rebeló contra la llamada revolución bolivariana y murió el lunes en un operativo policial.
“Se van a capturar los financistas, están todas las cuentas de banco, aquí nadie esté diciendo que está perseguido, es el terrorismo”, dijo el oficialista durante su programa semanal de televisión en el que ofreció supuestos detalles sobre el caso.
El también integrante de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) aseveró que Pérez y el grupo insurrecto que lideraba lanzaron 40 granadas a los cuerpos de seguridad y nunca tuvieron intención de rendirse, pese a que en las redes sociales circulan vídeos en los que el exagente manifiesta su deseo de entregarse.
Cabello dijo que los insurrectos “iban a poner el 31 de diciembre una bomba a la estatua de María Lionza”, ubicada en el municipio caraqueño de Libertador y habían contactado a “unos oficiales que iban a poner una bomba en la embajada de Cuba”.
Señaló que se están investigando teléfonos relacionados con los insurrectos, y adelantó que un grupo de “tenientes desertores que andan en Perú” tiene vínculos con esta banda, de la que siete miembros fueron abatidos el lunes durante el operativo policial.
El chavista, primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), dijo también que un integrante de los llamados colectivos -grupos afines al Gobierno, a veces armados- participó en el operativo como negociador a solicitud de uno de los insurrectos que, denunció, lo asesinó.
Afirmó que en la operación en cuestión hubo enfrentamientos a disparos durante al menos siete horas y acusó a los insurrectos de mentir sobre la presencia de civiles así como de tener en el sitio un carro lleno de explosivos con el que pretendían, dijo, asesinar a más funcionarios.
“Se actuó como actuaría cualquier gobierno del mundo”, agregó.
Pérez se rebeló contra Maduro en junio al sobrevolar Caracas con un helicóptero de la Policía científica y disparar contra dos edificios oficiales sin causar heridos o muertos.
Desde entonces grabó desde la clandestinidad varios vídeos en los que pedía un alzamiento popular contra el Gobierno chavista, y el mes pasado asaltó junto a sus hombres una base militar, donde sustrajo armamento y sometió a los soldados, a los que les recriminó su lealtad hacia Maduro.
Antes de morir, Pérez subió a las redes sociales varios vídeos desde el interior de la vivienda, en los que pedía a los agentes que le dejaran entregarse para evitar la muerte de los civiles inocentes que decía que había en la casa.
(EFE)

Familiares de rebeldes abatidos por el Gobierno venezolano exigen ver los cuerpos

Dos días después de la operación donde murieron

 |  |  comment count
Operativo contra Óscar Pérez y sus compañeros en la mañana del lunes 15 de enero de 2018 (EFE)
CARACAS, Venezuela.- Los familiares de las siete personas calificadas de “terroristas” por el Gobierno de Nicolás Maduro, que fueron abatidas el lunes en un operativo militar para capturar al grupo armado liderado por el policía rebelde Óscar Pérez, exigieron este miércoles poder ver los cadáveres de sus seres queridos.
Dos días después de la operación —calificada de “ejecución extrajudicial” por opositores y activistas en Venezuela—, el Gobierno venezolano no ha permitido identificar los cuerpos a los familiares, con los resultados de una autopsia.
“Yo solo les pido a ellos que si ya ellos cumplieron con lo que querían hacer y nos quitaron a mi papá y ya lo mataron que por favor nos den su cuerpo aunque sea para nosotros verlo por última vez, que no esperen que se descomponga, porque si no ya no lo vamos a ver más nunca”, dijo a periodistas Nicol Díaz, hija de uno de los fallecidos.
Díaz es hija de José Alejandro Díaz Pimentel, que era funcionario de la Contrainteligencia Militar y se unió a la rebelión de Pérez contra la “dictadura” que denunciaban.
“En la morgue ellos dicen que están esperando una orden de (el ministro del Interior, Néstor) Reverol, del alto mando, para ellos poder entregar el cuerpo”, afirmó la joven.
Según dijo la propia Díaz ante el Palacio de Justicia, donde habían acudido a pedir la entrega del cuerpo, la esposa de su padre lleva “5 ó 6 meses detenida” por las autoridades venezolanas, y había sido sometida a interrogatorios sobre el paradero de su marido y privada de visitas y otros derechos.
Este miércoles fue enterrado Heyker Vásquez, un civil que supuestamente habría participado en el asalto al grupo de Pérez, con honores y disparos al aire por el “colectivo” (grupo de civiles armados leal al chavismo) del que formaba parte, informan medios locales.
Su presencia en el operativo es una de las irregularidades que denuncian la oposición y grupos pro derechos humanos, que han informado del uso de un lanzagranadas en la acción contra la casa en la que se guarecían los sublevados.
Antes de morir, Pérez subió a las redes sociales varios vídeos desde el interior de la vivienda, en los que pedía a los agentes que le dejaran entregarse para evitar la muerte de los civiles inocentes que decía que había en la casa.
Pérez se rebeló contra Maduro en junio al sobrevolar Caracas con un helicóptero de la Policía científica y disparar contra dos edificios oficiales sin causar heridos o muertos.
Desde entonces grabó desde la clandestinidad varios vídeos en los que pedía un alzamiento popular contra el Gobierno chavista, y el mes pasado asaltó junto a sus hombres una base militar, donde sustrajo armamento y sometió a los soldados, a los que les recriminó su lealtad hacia Maduro.
(EFE)

¿Cuántos años lleva Cuba sin un Tribunal de Cuentas?

El régimen castrista, por su misma naturaleza, rechaza los aparatos de fiscalización y control

 |  |  5 comment count
Gladys Bejerano, contralora general de la república (Foto: cocnoticias.com)
LA HABANA, Cuba.- Una resolución reciente de la Contraloría General de la República —la número 465—, faculta a los jefes provinciales de ese organismo “para conocer, tramitar y evaluar los recursos de apelación”. Con esta medida, el régimen castrista ha materializado un nuevo retroceso en la actividad de auditoría, supervisión y control de nuestro país.
Bajo el actual sistema, las situaciones de ese tipo datan del mismo año de la trepa al poder, 1959. La revolución triunfante era reacia a que la fiscalizaran. En aquella época todavía existía el Tribunal de Cuentas, institución creada por los constituyentistas de 1940 y materializada bajo el mandato del doctor Carlos Prío Socarrás, último presidente libremente electo de nuestro país.
Al inicio del “Proceso”, el nuevo liderazgo (seguramente con fines de enmascaramiento) colocó en elevados cargos a demócratas ilustres como José Miró Cardona y Roberto Agramonte. En esa coyuntura, se le ofreció la presidencia del referido organismo supervisor al prestigioso abogado Manuel Dorta Duque, quien había participado en la redacción de la ley orgánica de la institución.
El hijo de este prohombre nos narra una anécdota interesante y muy ilustrativa. Él y sus hermanos, ilusionados con la Revolución, instaban al padre para que aceptara el elevado cargo. Pero el avezado político, con una pregunta inspirada por su experiencia de la vida, neutralizó ese entusiasmo juvenil: “Panchito, ¿y quién le lleva las cuentas a Fidel?”
Como quiera que sea, a la venerable institución no le quedaba mucho tiempo de vida: El último día de 1960, a menos de dos años de hacerse con el poder, el flamante Gobierno Revolucionario se desembarazó de ese mecanismo controlador. “Se suprime el Tribunal de Cuentas”, ordenaba de modo tajante el artículo 1 de la Ley 905. En los por cuantos de esta última ni siquiera se hace un intento por justificar la inconsulta medida.
A partir de entonces, ya nadie tendría que “llevarle las cuentas a Fidel”. Tampoco a los restantes jerarcas encumbrados y jefecillos locales con acceso a los dineros públicos. Parecía estarse aplicando, de manera anticipada, la letra de la canción popularizada lustros más tarde por Oscar D’León: “Defiéndete tú y déjame a mí, que yo me defiendo como pueda”…
La camarilla verde olivo, que tanta admiración y simpatías manifestaba en aquellos tiempos por la Unión Soviética y por todo lo que oliera a ruso (es un decir), omitió tomar en cuenta un sabio refrán eslavo: “Doveriay, no proveriay” (Confía, pero comprueba).
Un artículo consagrado al Tribunal de Cuentas que está colgado en el sitio oficial de la Contraloría General de Cuba, ofrece una versión edulcorada y mentirosa de aquella repudiable arbitrariedad. Su párrafo final, refiriéndose a la misma institución, afirma: “Cesó sus funciones en 1960, cuando el gobierno revolucionario se había dotado de un mecanismo más eficiente para salvaguardar los intereses del pueblo”.
El plumífero dio muestras de pudor al eludir dar su nombre. Esconde su identidad tras una supuesta autoría institucional: “Escrito por la Dirección de Planificación, Organización y Comunicación”. Razones de sobra tenía el ensayista para preferir el anonimato, porque ¿cuál es ese “mecanismo más eficiente” del que mendazmente habla! No dice cuál es, ¡porque no había ninguno!
La realidad es mucho más tenebrosa. Con la supresión del Tribunal, el Estado quedó sin un órgano fiscalizador de las cuentas públicas. A partir de ese momento, y durante decenios, cada dirigente, jefe de organismo o cacique local, actuó en este terreno a su libre albedrío. Imitando al profesor Pangloss, tras la adopción de esa medida los corruptos pensaban que todo era para lo mejor en el mejor de los mundos posibles.
Se repitió así en nuestra Isla la experiencia que refleja el chiste ruso: Un sabio escribe una monumental Historia de la URSS en veinte tomos. El mandón de turno le pide concisión, y el científico condensa el material en un solo volumen. Entonces el jefe supremo le demanda que lo haga en una página, y de nuevo es complacido. Al recibir la hoja de papel, el mandamás ordena al escritor: “¡Resúmalo en una sola palabra!”. “Eso es lo más fácil de todo, camarada Secretario General”, le contesta el sabio, y escribe con mayúsculas: “¡ROBAN!”.
Tras más de un tercio de siglo de esa peculiar “Danza de los Millones”, el régimen castrista creó, en 1995, una Oficina Nacional de Auditoría adjunta al Ministerio de Finanzas. En 2001 instituyó para esas funciones un nuevo organismo de la Administración Central del Estado: el Ministerio de Auditoría y Control. En 2009, ya bajo Raúl Castro, esta inoperante entidad dio paso a la actual Contraloría General de la República.
En el ínterin, nuestro país ratificó, en febrero de 2007, la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción. Se trata, sin dudas, de una inteligente medida de mercadeo internacional. La lucha contra el peculado tiene muy buen público a nivel planetario. El problema radica en cumplir a plenitud la letra y el espíritu del referido tratado.
Parecía que, bajo el General-Presidente, el régimen tendería a fortalecer el control fiscal. La creación de la Contraloría General así pareció indicarlo. Y esto pese a que —hasta donde sabemos— los grandes pulpos empresariales —como la famosa GAESA, operada por exmilitares— jamás han sido auditados por la flamante institución.
Ahora, la Resolución 465 que mencioné al comienzo representa un paso adicional hacia atrás. Los recursos de apelación serán conocidos a nivel local. Los caciques provinciales —pues— podrán seguir actuando sin temor a lo que puedan hacer las autoridades centrales. La decisión final será adoptada por sus amigotes lugareños.
La Contraloría General de la República —que algunas esperanzas despertó en sus inicios— y su titular, la señora Gladys Bejerano, continuarán su marcha hacia la superfluidad.

Venezuela: Perniles no comestibles

Los súbditos de Nicolás Maduro constatan otra falsa promesa de su presidente

 |  |  comment count
Un grupo de personas protesta frente a miembros de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) el jueves 28 de diciembre del 2017, en Caracas (EFE)
LA HABANA, Cuba.- Este Fin de Semana se celebró el “Día de los Reyes Magos”. Con ese evento terminó el tiempo navideño. La ocasión, y la situación calamitosa que vive Venezuela (¡peor aún que la de Cuba, que es bastante decir!), dan pie para varios comentarios sobre ese país. Unos, dramáticos; otros, jocosos. Como acabamos de terminar la feliz temporada de Navidad, dejemos estos últimos para el final, y así concluir este trabajo con una nota alegre.
El pasado viernes, el diario El Nuevo Herald publicó en primera plana un reportaje sobre la criminalidad en la Patria de Bolívar. El planteamiento central es sencillo: Ante la hiperinflación que impera en el país sudamericano debido a las locas políticas económicas del “socialismo del siglo XXI”, la delincuencia desprecia los desvalorados bolívares y muestra su predilección por los vulgares comestibles.
Tienen razón los amigos de lo ajeno al repulsar la moneda venezolana. Hace algunas semanas, esta rebasó la increíble tasa de cien mil por un dólar. En esas condiciones, harían falta maletas de dinero para excitar la codicia de un malhechor. Los criminales prefieren como botín una simple bolsa de comida. Esta misma es el mayor aliciente que los pandilleros emplean como instrumento para reclutar a nuevos jóvenes, desesperados frente a una situación a la que no le ven salida.
En medio de ese cuadro, el canal TeleSur, especie de Ministerio de Propaganda del régimen, hizo gala en días pasados de una desfachatez antológica, al transmitir un reportaje sobre el poblado de El Hatillo, en los alrededores de Caracas. La pequeña villa posee una larga tradición en la fabricación y venta de derivados del cerdo, la cual se mantiene pese al chavismo. Los cotorrones de TeleSur mostraban los apetitosos embutidos a los espectadores de Nuestra América. Sólo omitieron un pequeño dato: un venezolano normal, con su salario de hambre, no puede ni soñar con visitar ese lugar.
En un plano supraestructural, el mismo Maduro intervino en el tema. Eso es algo natural en estas tierras de socialismo, donde se supone que el gobierno se ocupe de la producción de alimentos, lo cual constituye una garantía de desabastecimiento y carestía. Supuestamente, desde el Palacio de Miraflores se dio la orden de importar perniles de cerdo, que serían vendidos a los famélicos venezolanos a precios subsidiados. Según el exguagüero, de inmediato entró en acción el inevitable “imperialismo yanqui”.
Conforme a su dicho, las contrataciones hechas en Portugal fueron interferidas, y el gobierno lusitano habría cedido a las presiones de Washington. “Nos sabotearon”, dijo el mandamás. El desmentido no se hizo esperar. En Lisboa, el Ministro de Relaciones Exteriores rebatió al líder venezolano. El canciller lusitano, azorado, sólo atinó a decir una obviedad: “Vivimos en una economía de mercado, y los temas de exportación competen a las empresas”. Después se supo que la realidad es mucho más vulgar: la compañía porcina Raporal no había realizado los suministros debido a que el gobierno maruga de Caracas todavía le adeuda 40 millones de euros por suministros de hace un año.
Pero Maduro y su gente no son de los que se arredran por una bobería como ésa. Con gran rapidez brincaron el Atlántico, y el Día de los Santos Inocentes la acusación de turno le correspondió hacerla a Freddy Bernal, quien arremetió contra el gobierno de la vecina Colombia: “Hace siete días mantiene retenido los perniles en la frontera”, fue la razón dada para el repetido fiasco. Como una nueva zorra que desprecia las uvas verdes, el inquilino de Miraflores increpó a los colombianos: “Quédense con sus perniles podridos por allá”.
En resumen, los infelices venezolanos oyeron hablar muchísimo, y desde las más altas tribunas, sobre apetitosos cuartos traseros de cochino. Pero no los vieron; y todavía menos entraron en contacto con ellos. El atracón del manjar tradicional de Fin de Año tuvo en este caso un carácter puramente retórico y virtual. Esto dio pie a que muchos súbditos desobedientes de Maduro echaran mano a lo que el gran Carpentier, refiriéndose a los hispanoparlantes en general, denominara “el buen humor de los de su raza”.
Llovieron los tuits. En uno, se acusa al popular personaje interpretado por Johnnie Depp: “Jack Sparrow y El Perla Negra sabotearon el buque que traía los perniles de Portugal”.  En otro aparecen seis puerquitos que nadan con diligencia hacia la orilla tras el supuesto hundimiento del barco que los transportaba.
Como Maduro metió a Portugal en su potaje, un tercer trino introduce en la ecuación a Cristiano Ronaldo, hoy sin dudas —dicho sea con perdón de António Guterres— el más famoso hijo de esa tierra. El gran futbolista es mostrado cargando uno de los fantasmagóricos cuartos de puerco. El internauta acusa sin contemplaciones al astro de Madeira de haber interceptado el codiciado producto cárnico.
Igual que los cubanos de su tiempo, para mofarse de los falsos planes triunfalistas del entonces joven Castro, se sacudían del hombro un imaginario hollín —fruto de la mentirosa “industrialización” dirigida por el Che Guevara—, así también los venezolanos de hoy emplean el recurso de la burla para enfrentarse a las barbaridades del chavismo.